$s, $s de $s de $s

Muchos jardines se quedan desfasados al no aplicar algo de diseño y personalización. La clave está en hacer suyos estos espacios donde el aire libre es siempre un reclamo para ofrecer una visión distinta del interior. Para estos casos contar con un pasiajista o un diseñador de interiores puede ser de gran ayuda.

Espacio

Como siempre, la primera premisa a la hora de decorar o diseñar es el espacio. A mayores dimensiones, más trabajo y soluciones distintas a aquellos lugares más pequeños y reducidos que deben ofrecer practicidad.

Qué muebles elegir

Los muebles de jardín deberán adaptarse al espacio que tengamos y a las condiciones climatológicas de estar en el exterior. Deben ser, por tanto, realizados con materiales algo más resistentes que puedas aguantar el frío y la lluvia. Pensando en un estilo propio y creativo, los muebles deben ser algo similares al resto de la casa para que no se vea un rincón totalmente distinto.

Flores y plantas

Son esenciales en estos espacios. Está claro que si el jardín es grande uno puede hasta hacer huerto o tener árboles, pero si es de tipo medio o pequeño, entonces tendremos muy en cuenta el tipo de planta o flores que vamos a plantar. Es mejor escoger especies que requieran un bajo mantenimiento por aquello de no necesitar agua constantemente. Asegúrate de plantar especies que funcionan con el clima donde esté el jardín, como las plantas aromáticas, que son muy fáciles de mantener y ofrecen un olor agradable para toda la casa.

Para las sombras

Si el jardín está en un lugar muy soleado, entonces es necesario plantar algún árbol para que dé sombra o bien utilizar mobiliario, tipo carpas o pérgolas, que además quedan muy bien.  

Colores: algo a tener en cuenta

El diseño del jardín es también importante y los colores deben complementar. Aquí no todo vale, de manera que, igual que el interior, podemos optar por un jardín monocromático, o de un color, o bien de dos colores complementarios para que no desentonen.

Luces

Es quizás una de las partes de la casa con menos luz y la que más lo necesita. Sin sobrecargar en gran manera, podemos ofrecer luces de colores para una iluminación menos intensa pero sí distinta. O bien luces led que dan lugar a cromáticos variados. En todo caso, necesitamos luces en las escaleras, los techos y paredes y, si hay caminos, también entre éstos, para que todo quede iluminado.


Publicado por interior-design @ 13:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios